• .

  • .

  • .

  • .

Copyright 2018 - www.conceptosbiblicos.com

VERDADES

p4

Un espacio para los Conceptos Bíblicos 

 

UN PROPÓSITO

 

Un reto en el proceso de enseñar las Escrituras, es recuperar el verdadero significado de los conceptos bíblicos, transmitiendo correctamente sus verdades. Tal vez el pecado más grande cometido en todo el mundo en el proceso de evangelizar, es  creer que las personas a las que enseñamos, entienden el significado de las palabras que usamos para comunicarles el mensaje que va a salvar sus vidas de la terrible condenación a la que se enfrenta el hombre.

Cuando una enseñanza llega por primera vez a un lugar o individuo;  lo primero que se debe hacer es indagar cuál es el significado que tienen de ciertas palabras, que tanto para ellos como para el maestro bíblico, suenan igual, pero que su verdadero significado es totalmente diferente, ya que éste lugar o persona, aparte de tener su propia cultura, también ha sido influenciado por pensamientos y costumbres de otras culturas.

Un ejemplo muy real, es el uso de la palabra “confesar” en el contexto de la cultura colombiana; no en todos los casos ha funcionado de la misma manera, pero esto es lo que pasó en Colombia con esta palabra, que al ser conquistada por los españoles, adoptó su idioma oficial y su religión (el catolicismo).

Al establecerse toda la estructura católica, una de las palabras que nos enseñaron fue “confesar”. Cuando una persona iba a la iglesia, se arrodillaba junto a un cuarto pequeño que tenía una puerta de acceso y al lado unas ventanillas que al arrodillarnos, quedaba frente a nuestra cara. Este cuarto estaba en un costado de las paredes del templo. La persona se arrodillaba y decía más o menos así: “avemaría purísima”, y el padre que estaba dentro del cuarto respondía: “sin pecado concebido”, “cuéntame hijo mío tus pecados”. Este es el significado que aprendimos del concepto “confesar”, de hecho este cuarto recibe el nombre de “confesionario”, porque en este acto se le contaban los pecados cometidos al Cura (no se contaba todo obviamente), dependiendo de la gravedad del pecado, el Cura aplicaba la penitencia respectiva y decía: “ve hijo mío y rezas tantos padres nuestros y tantas avemarías y te echas la bendición con el agua bendita de la pila”.

Cuando entró el pensamiento protestante, ellos traían una nueva enseñanza,  que el hombre se podía confesar directamente con Dios, ya no necesitaba intermediarios. Esa enseñanza nos gustó, por lo menos evitaríamos pasar una vergüenza frente al sacerdote. Además que al parecer se ajustaba más a lo que dicen las Escrituras.

La pregunta sería ¿Qué cambio con el nuevo pensamiento?  Ya no dirigiríamos nuestra confesión  al hombre sino directamente a Dios.

¿Qué fue lo que no cambio? El significado de la palabra “confesión”, ¿Por qué? porque aún seguimos contando pecados, a un Dios que lo sabe todo y que conoce con detalles qué fue lo que se hizo.

Pregunto, ¿Cuál es el deseo que el Padre tiene de sus hijos? ¿No será que dejen de pecar?, Si, que no cometan siempre los mismos errores una y otra vez.

La iglesia Católica tiene un dicho “el que peca y reza empata”, pero la iglesia evangélica hace lo mismo “el que peca y ora empata”, no se ha cambiado nada, porque el significado de la palabra “confesión” actualmente es contar pecados, pero ese concepto no es para nada bíblico.

El sistema establecido por Dios para la confesión, dará como fruto que sus hijos pequen menos y sean cada día más conforme a Su Voluntad, pero eso no es lo que está pasando.

Al igual que la palabra “confesión”, también tenemos el mismo problema con otras palabras tales como: Gracia, Pecado, Justicia, Justificación, Amor, Compasión, entre otras. Tal vez el desastre más grande es, no entender el correcto significado de la palabra “Fe” o “Creer”, el cual según las Escrituras es lo que el hombre necesita para ser salvo. Pero el vacío que hay de estos conceptos es abismal. Tal es el problema, que siendo la “Fe” tan sencilla, se ha vuelto difícil de entender, por los grandes prejuicios que ya tenemos.

El significado de “Fe” que actualmente tenemos es más animista, espiritista, místico y otras tantas cosas alejadas del verdadero significado. Aún creemos que la “Fe o Creer” es un calorcito, una seguridad dentro del ser humano, un ente que viene en nuestro auxilio, una capacidad para conseguir lo que queremos, un poder que tienen ciertas personas a las que Dios ha bendecido. Nos atrevemos a repetirle a la gente el glorioso versículo, Hechos 16:31 Cree en el Señor Jesucristo,  y serás salvo... cuando muchas personas no tiene ni la más remota idea de lo que verdaderamente es Creer.

El proyecto “Conceptos Bíblicos” es un esfuerzo por aclarar las verdades bíblicas, y a través de esta página ayudar a otros a entender esas verdades, al mismo tiempo, brindar entrenamiento para que maestros bíblicos lo enseñen a otros; puesto que las palabras que usamos, no transmiten el significado correcto y lo que hacemos es causar más confusión. Creemos que es sólo en el contexto de la historia bíblica, que el significado de dichas palabras toma el verdadero sentido.

Jorge Méndez Leal

f t g m